Joven por dentro ¿y por qué no también por fuera? La respuesta a esta pregunta se encuentra detrás de una nueva tendencia en el mundo de la cirugía estética: si hasta el momento la edad estrella para hacerse unos retoques era la cuarentena, ahora los 50 son los nuevos 40.

Este ‘boom’ de la llamada cirugía ‘post-50’ no se debe a una revolución médica, sino a un sencillo cambio social. Tal y como explica el doctor José María del Amo, del equipo de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética IVANCE, situado en Policlínica de Gipuzkoa, “lo que ocurre es que normalmente alcanzamos nuestra plenitud en la vida mucho más tarde”.

Así, mientras la esperanza de vida y su calidad han ido en aumento, llega un momento en el que nuestro aspecto físico deja de ser el que era. Se produce de esta forma una separación entre cómo nos sentimos y cómo nos vemos ante el espejo.

Ante esa disyuntiva, nada mejor que recurrir a la cirugía estética para encontrar el bienestar, con un aspecto físico que se corresponda con el joven espíritu de la cincuentena del siglo XXI, que poco tiene que ver con la de generaciones anteriores.

“Es una actitud ante la vida que hace que los 50 de ahora sean prácticamente los 40 de antes, algo que se traslada obviamente a la cirugía: llegas a esta edad y, de repente, no te identificas”. De esta forma, el propio doctor y el equipo de IVANCE confirman esa tendencia que, además, no es exclusiva de las mujeres.

Intervenciones no quirúrgicas

Los numerosos pacientes de esta horquilla de edad que abrazan la cirugía estética lo hacen en busca de unos tratamientos muy concretos, que no impliquen un acto quirúrgico, que no produzcan cicatrices y que no conlleven un tiempo de recuperación largo.

Según explica la Dra. Olatz Alcelay, del equipo de IVANCE, la mayoría de ellos son mujeres muy activas laboral y socialmente para las que un tiempo de baja de unos 15 días podría suponer todo un inconveniente. Por eso prefieren tratamientos de cirugía estética no quirúrgicos

Así, las estrellas de la cirugía ‘post50’ son los tratamientos de cirugía estética de rejuvenecimiento como las infiltraciones de toxinas botulínicas o ácido hialurónico, que en los últimos años están protagonizando su particular época dorada.

Son procedimientos poco dolorosos en los que estos compuestos se inyectan con el fin de combatir los efectos del paso del tiempo. Estas técnicas, que no requieren de un tiempo de recuperación posterior y que son realmente sencillas, son claves para obtener el resultado deseado: expresiones jóvenes y, sobre todo, naturales.

No obstante, a día de hoy aún se demandan cirugías como las de párpados, abdomen y pecho. En el caso de las mujeres, se sigue recurriendo al bisturí para llevar a cabo el levantamiento de las mamas, un ‘lifting’ o las lipoaspiraciones que permiten eliminar la grasa del cuerpo.

Por su parte, los hombres acuden a la cirugía estética para acabar con las bolsas de los párpados y con la grasa de más que se acumula en la cintura.

En cualquier caso, en pleno siglo XXI, las técnicas de cirugía estética no invasivas son las más requeridas. Si los 50 son los nuevos 40, las intervenciones no quirúrgicas son ahora las reinas de los retoques.

Resultados naturales

Mientras que en los últimos meses el mundo ha asistido atónito a los cambios experimentados en rostros tan conocidos como los de las actrices Renée Zellweger y Meg Ryan, la realidad de las soluciones habituales es bien distinta.

“Lo que más se puede achacar al sobreuso de este tipo de productos es que acaban generando expresiones irreales o poco naturales”, explica la Dra. Olatz Alcelay. Desde IVANCE señalan que, al contrario de lo que sucede en estos famosos casos de la alfombra roja, la tendencia de los pacientes es obtener resultados naturales y expresiones reales.

Por ello, a la hora de buscar un tratamiento de cirugía estética resulta de vital importancia elegir profesionales que conozcan bien la anatomía de la cara y que tengan una dilatada experiencia en este tipo de prácticas. Son sencillas y, ya sea solas o combinándolas con la cirugía, permiten obtener grandes resultados y alcanzar el objetivo principal: el bienestar.

Si estás en los 50 pero te sientes como si tuvieras 40 y te preocupa tu imagen, en IVANCE podemos ayudarte. Llámanos al teléf. +34 943 297 588 y solicita un cita con la Dra. Alcelay o el Dr. del Amo. Estamos en Policlínica Gipuzkoa. Te esperamos.