Acerca del tamaño de los implantes de pechoEs el principal motivo para esta intervención, aumentar el tamaño del pecho y hacerlo más proporcionado. Decidir el tamaño del implante mamario en una intervención de aumento de pecho, genera muchas dudas y una cierta inseguridad, ¿será suficiente?, ¿se notará demasiado?… Si la paciente ha tenido embarazos previos el tamaño del sujetador que utilizó durante el mismo puede ser una buena referencia.

Es importante resaltar que aunque el tamaño de sujetador es de obligada discusión, nunca debe contemplarse como un objetivo a conseguir dado que depende de múltiples factores incontrolables además del hecho de que los tallajes no son constantes para todas las marcas.

En esta decisión deberemos tener en cuenta:

  1. El tamaño y grosor de la mama natural. Esta deberá dar cobertura al implante. Si el tamaño de este último es desproporcionado, generará un aspecto más artificial.
  2. La estatura de la paciente.
  3. La forma y diámetro de su tórax. En una paciente con “poco tórax”, pequeños tamaños aparentarán más y al contrario. Determinadas formas del tórax como el “pectum excavatum” (tórax hundido) o el “pectum carinatum” (también denominado tórax en quilla), condicionan la apariencia para un mismo volumen mamario.
  4. Los deseos de la paciente.

Actualmente disponemos de un medio de simulación en el que la paciente puede ver el resultado aproximado que va a obtener pero sobre todo facilita la comunicación entre paciente y cirujano.

En definitiva hay que tener expectativas realistas y no forzar las leyes de la proporción ni los límites del propio cuerpo.