Aunque ahora estemos pensando más en el frío que hace en la calle, muchas mujeres tendrán sus miras puestas en el próximo verano. No es para menos: desearán tener una figura perfecta que lucir en playas y piscinas. En muchas ocasiones, la atención a esta figura está especialmente centrada en el busto o pecho. Nos encontramos en una época ideal para prestarle el tiempo que se merece.

Pero ¿por qué realizarse un aumento de pecho antes de verano?

Porque tras la operación se desaconseja tomar sol durante las seis semanas siguientes. Algo difícil de cumplir cuando coincide con el estío. Playa, piscina, montaña… Son muchos los lugares donde el busto se puede ver expuesto a unos rayos inclementes que perjudiquen la cicatrización.

Por tanto, ahora es un buen momento para someterse a esta intervención. Las razones para hacerlo son muy variadas. Puede que la mujer desee tener una talla más, o bien realzar las mamas, que pierden turgencia con el paso de los años. Mejorar el contorno corporal también está entre estas opciones. La autoestima y la armonía están, por tanto, detrás de estos argumentos, ya que lo más importante es sentirse bien con la propia imagen.

Es más, precisamente las ropas holgadas nos harán proteger al busto de las inclemencias. El mal tiempo hará que evitemos, incluso, salir a parques o actividades al aire libre. Nos quedamos más en casa debido al frío, así que el proceso de recuperación será más fácil desde el sofá.

A ello se suman periodos vacacionales que nos harán descansar en casa: Pascua, Navidad si lo hemos pensado a finales de año… De hecho, es habitual que muchas personas se operen en estos periodos vacacionales para poder descansar o compaginarlo con su trabajo; nada mejor que un posoperatorio tranquilo para no tener problemas con la cicatrización. Por otra parte, el aumento de pecho es ideal como propósito de Año Nuevo: tener, por fin, el cuerpo que deseamos.

Hay que recordar que un busto grande es admirado desde la antigüedad. En las culturas prehistóricas se prefería a las mujeres con pechos y caderas prominentes; así nos ha llegado gracias a las esculturas encontradas. Este pensamiento permanece en la actualidad.

Según las conclusiones del estudio ‘La realidad de la cirugía estética en España 2014’, realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), más de 18.000 mujeres del país se someten cada año a una operación de aumento de pecho. Tú puedes ser una de ellas.

Aumento pecho veranoUna vez tomada la decisión, hay que consultar con un cirujano plástico colegiado. Este demostrará ser un profesional al inspeccionar tu busto y tomar medidas. Pero sobre todo, al explicarte qué tipo de implante te colocará y dónde (¿detrás del músculo o encima?). No te quedes con dudas al salir de la consulta, pregúntale todas tus inquietudes . No te arrepentirás.Ahora bien, ¿cómo aumentamos el pecho? Lo hacemos mediante implantes mamarios. Las clínicas cuentan con prótesis de suero o silicona, de distintas formas, que se ajustan a diferentes perfiles y proyecciones.

Según el cuerpo de la mujer, variará la forma de insertar y situar el implante. El cirujano puede realizar la incisión en el surco submamario, en la axila o alrededor de la areola.

La operación se realiza tras la firma de un consentimiento informado y en un periodo de tiempo corto, de hora a hora y media, aunque todo dependerá del plano de colocación de la prótesis mamaria. Se practica con anestesia general o local con sedación. Es una cirugía de día que suele requerir solamente unas horas de ingreso en clínica.

Después de lucir nuestra nueva figura durante el verano, no hay que olvidarse de acudir a revisiones periódicas para comprobar que los implantes están en perfectas condiciones. En ellas tendremos que enseñar la tarjeta identificativa de las prótesis, que nos deberán haber entregado en el centro hospitalario tras la intervención. Este es uno de los consejos que la SECPRE ha facilitado en su decálogo de operaciones de aumento de pecho. La institución también recuerda que los implantes no son para toda la vida y que muy probablemente habrá que sustituirlos a lo largo del tiempo.

Si no quieres que el verano llegue sin que puedas disfrutar de la silueta que deseas, estamos a tu disposición. En IVANCE, situado en la Policlínica de Gipuzkoa, somos especialistas en el aumento mamario. El equipo liderado por la doctora Alcelay y el doctor del Amo te atenderá para solucionar todas tus dudas y animarte a realizar la intervención.

Para contactar con nosotros, llama al +34 943 297 588 o solicita una cita escribiendo a través de nuestro formulario web. Nuestros profesionales te estarán esperando para ayudarte en todo lo que necesites. Aprovecha los largos días de frío e invierno para adelantarte al verano.