Es importante que sigas las instrucciones que te daremos para antes y después de la intervención. Aquí te incluimos algunas recomendaciones generales, pero recuerda que te daremos las específicas para tu intervención en la consulta.

Nuestro objetivo es que estés cómoda durante todo el proceso e intentar darte una experiencia y resultados que superen tus expectativas.

Tanto la Dra. Alcelay como el Dr. del Amo están convencidos de que la “en la esencia de un buen resultado está la presencia” y cuidarán personalmente de tí en cada fase de la intervención.

Si todavía no has tenido una consulta con nosotros recuerda que puedes hacerlo, llamando al teléfono 943297588 ó solicitando una consulta online.

Antes de la Intervención:

4 semanas antes: Deja de fumar o utilizar productos que contengan nicotina
2 semanas antes: Deja de tomar aspirina o productos que contengan derivados de la misma para reducir el riesgo de sangrado o morados después de la intervención. En su lugar puedes tomar paracetamol.
El día antes de la intervención: Cena temprano y de forma ligera. Tómate la medicación que te hayan prescrito y bebe un par de vasos de agua antes de ir a la cama para estar bien hidratado a la mañana siguiente. Recuerda no comer ni beber nada a partir de la medianoche.
El día de la cirugía: Toma una ducha y viste ropa cómoda y holgada que sea fácil de quitar y poner. Recuerda que no deberás llevar ningún objeto metálico (cadenas, anillos, piercings…), ni las uñas pintadas.

Después de la Intervención:

Cuando llegues a casa: Te apetecerá descansar todo el día, pero es importante que recuerdes que también es necesario que te muevas tanto como te sea posible, especialmente si l intervención fue larga.
No realices ejercicio vigoroso durante al menso dos semanas después de la intervención.
Bebe líquidos, ayudará a limpiar tu cuerpo de los restos de medicación empleados durante la intervención
Durante los tres primeros días: Habitualmente los pacientes empiezan a sentirse mejor y menos aturdidos. Continúa tomando la medicación prescrita.
En una semana: Tendrás una consulta de revisión para ver el progreso que estás teniendo.
La segunda semana: La necesidad de medicación habrá descendido de forma muy significativa.

En el informe de alta habremos incluido los teléfonos a los que puedes llamar en caso de necesidad, incluido el teléfono móvil de tu cirujano. No dudes en hacerlo si lo necesitas.