Antes de decidirte

Someterse a una cirugía estética debe ser en todo momento una decisión exclusivamente personal y con expectativas realistas sobre los resultados que se van a obtener con la intervención.

No se trata de realizar cambios radicales, ni de parecerse a alguien famoso, sino de corregir o mejorar ese aspecto de nuestro físico que nos molesta y preocupa.

Tampoco tenemos que pensar que la cirugía es la sustituta de un estilo saludable de vida, sobre todo en caso de liposucciones; una dieta sana y la realización regular de ejercicio físico es fundamental para mantener los resultados.

La decisión de someterse a una cirugía estética no debe ser impulsiva, como toda intervención quirúrgica, tiene riesgos y complicaciones que debemos tener en cuenta.

Si el lugar para realizar la intervención no es una de las Clínicas Ambulatorias reconocidas de la Ciudad o una Clínica con Hospitalización, sino en una “clínica” particular o en su propia consulta, debería dudar de la idoneidad del médico, y lógicamente pensar que puede estar en un sitio sin los recursos necesarios para someterse a un procedimiento quirúrgico.

Hay que cerciorarse que la clínica elegida cuenta con la certificación adecuada y con los medios necesarios para atender cualquier complicación médica que pueda surgir durante la intervención.

Si el lugar para realizar la intervención no es una de las Clínicas Ambulatorias reconocidas de la Ciudad o una Clínica con Hospitalización, sino en una “clínica” particular o en su propia consulta, debería dudar de la idoneidad del médico, y lógicamente pensar que puede estar en un sitio sin los recursos necesarios para someterse a un procedimiento quirúrgico.

Hay que cerciorarse que la clínica elegida cuenta con la certificación adecuada y con los medios necesarios para atender cualquier complicación médica que pueda surgir durante la intervención.

La Cirugía Estética en España no existe como especialidad médica y por tanto no existe el cirujano estético.

La Cirugía Estética, la Cirugía Plástica y Reparadora son partes de la especialidad que en España se reconoce como Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Solamente los Especialistas en Cirugía Plástica , Reparadora y Estética están avalados legalmente para realizar intervenciones de Cirugía Estética.

El título de Medicina y Cirugía que se obtiene tras los años de facultad, no es suficiente acreditación para realizar actos de cirugía y medicina por no tener el nivel de estudios ni experiencia necesaria. Para ello es necesario realizar un periodo de formación especifico en Cirugía Plástica tras aprobar el examen oposición M.I.R.; así tras cinco años de Médico Interno Residente en un Hospital acreditado se obtiene el la titulación en la especialidad De Cirugía Plástica , Reparadora y Estética.

Sólo los médicos que acreditan estar en posesión del Título de Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética tienen la formación profesional que proporciona al paciente una óptima calidad asistencial.

Todo Médico Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética en España, tras acabar la carrera de Medicina y aprobar el examen MIR, ha tenido que estudiar cinco años de especialidad en un hospital acreditado para ello.

Desde el año 2003 el Ministerio de Sanidad reconoce a los Cirujanos Plásticos como los profesionales médicos que reciben la formación específica y reglada en Cirugía Estética.

Puedes comprobar que tu cirujano tiene la titulación requerida en la Sociedad Española de Cirugía Plastica , Reparadora y Estética (SECPRE).

La Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP) es una Sociedad Científica que agrupa a Cirujanos Plásticos que se han hecho merecedores de formar parte de ella por su formación científica, conocimientos, ética y por su especial dedicación al campo de la Cirugía Estética.

También en el Colegio de Médicos de tu provincia, existe un registro público de los profesionales especialistas.

Cirugías Combinadas

En pacientes con una correcta indicación, el riesgo quirúrgico es el mismo tanto en intervenciones únicas como en combinadas.

En la actualidad, la anestesia es una técnica muy segura, y en intervenciones largas se toman medidas preventivas necesarias, como el control de la actividad cerebral, temperatura corporal, medidas de compresión neumática que estimulen la circulación….

Por eso, para intentar minimizar las complicaciones que puedan surgir, es fundamental una correcta historia clínica del paciente, así como la realización de un preoperatorio completo con exploraciones complementarias.

Una cirugía combinada es recomendable si las zonas a tratar son campos quirúrgicos cercanos (corregir dos partes de la cara, abdomen con mamas…). En caso de que sean zonas distintas se intenta combinar una intervención más compleja con otra de menor dificultad (mamoplastia con blefaroplastia, mamoplastia con otoplastia…)

El Mommy makeover, es un claro ejemplo de ello: la corrección del abdomen (bien mediante abdominoplastia o liposucción) con la cirugía mamaria (aumento de pecho, reducción de pecho o mastopexia).

La frecuencia de cirugías bariatricas (tratamiento de la obesidad mórbida), supone un aumento en la demanda de cirugías combinadas. Estos pacientes y debido a la pérdida masiva de peso, presentan un descolgamiento cutáneo general. En estos casos la cirugía se plantea en tres fases: en la primera se corrigen abdomen y mamas, luego se sigue con brazos y muslos y para finalizar se corrige el descolgamiento facial.

Financiación

En IVANCE financiamos tu tratamiento hasta en cinco años en cuota clásica y a un año sin intereses.

Llámanos y te informamos.

En Ivance el presupuesto incluye:

– Honorarios de los Cirujanos y Anestesista.
– Gastos de Hospitalización, Quirófano , Material quirúrgico e implantes, Medicación durante la estancia.
– Pruebas complementarias: Analísis clínicos, Radiología, E.C.G.
– Posibles complicaciones que pueden surgir durante el periodo de hospitalización.

Habitualmente, la mayoría de las compañías de seguros sanitarios excluyen la cobertura de operaciones de cirugía estética o de cualquier complicación que pudiera derivarse de la cirugía.

En IVANCE la primera consulta de información y valoración es gratuita.

Hospitalización

Durante el periodo de hospitalización, toda la medicación que se requiere te la proporcionaremos nosotros, no es necesario que traigas nada.

La clínica dispone de servicio WIFI gratuito para que cualquier paciente o acompañante pueda conectarse a internet desde cualquier punto de la clínica.

La habitación es una doble con dos camas de uso exclusivo para cada paciente con baño en la habitación.

Los familiares pueden esperar cómodamente en la misma mientras el paciente está en el quirófano.

Si se trata de una cirugía con un día de ingreso, pueden quedarse a pasar la noche con el paciente si así lo desean.

Post-operatorio

Aconsejamos no realizar ninguna actividad que requiera concentración el día de la intervención, por tanto procura que alguien te acerque a la clínica.
En el post-operatorio recomendamos no conducir en una semana.

Tras la realización de una intervención de Cirugía Estética, es aconsejable no realizar ejercicio físico intenso durante cuatro a seis semanas, para evitar cualquier tipo de complicación.

Habitualmente en 12 /24 h, dependiendo del tipo de intervención y la cantidad que haya drenado.

Es aconsejable ducharse al día siguiente de la intervención, con agua templada y dejando correr el agua sin frotar. Lo más importante es secar la zona de la herida con aire seco (para ello puedes utilizar un secador con aire frío). A continuación realizar la cura, siguiendo las indicaciones de nuestros cirujanos.

Pre-operatorio

Aconsejamos no realizar ninguna actividad que requiera concentración el día de la intervención, por tanto procura que alguien te acerque a la clínica.
En el post-operatorio recomendamos no conducir en una semana.

Generalmente no. Para reducir el riesgo de hematomas, recomendamos no tomar aspirina y derivados las dos semanas previas a la intervención.

Lo aconsejable en cirugías como el lifting facial o abdominoplastia, es dejar el tabaco o cualquier producto que contenga nicotina 4 semanas antes de la fecha de la intervención.