Con un Mommy Makeover (cirugía tras la maternidad) conseguirás recuperar o incluso mejorar, la figura que tenías antes de los embarazos. Como padres sabemos la atención que nuestros hijos nos demandan y su cuidado constituye uno de los puntos claves a la hora de tomar la decisión. Con ayuda y un poco de planificación es perfectamente posible realizar una cirugía simultánea de mama y abdomen incluso teniendo los niños en casa.

En menos de un mes todo habrá pasado, habrás recuperado tu figura y dejado atrás las secuelas que la maternidad había dejado en tu cuerpo.

Después del Mommy Makeover

Habitualmente después de la intervención de Mommy Makeover permanecerás en la Clínica durante una noche o dos. Te mandaremos a casa después de realizar una analítica de comprobación, retirar los drenajes y permitir que te des tu primera ducha para posteriormente hacer la cura. Es lo que deberás hacer en casa, así que es importante que lo experimentes aquí con ayuda nuestra o de las enfermeras.

La primera semana tras el Mommy Makeover

Recuperación después de un Mommy MakeoverEn casa te sentirás mejor si descansas en una posición reclinada, con unas almohadas en la espalda y otras debajo de las rodillas. Por la noche puede ser interesante colocar esas almohadas o unas mantas debajo del colchón para que inclinen toda la cabecera.

Necesitarás ayuda con los pequeños durante una semana después del Mommy Makeover, ya sea de tu propia pareja, un familiar o un cuidador. Te resultará muy difícil realizar trabajos pesados tras una cirugía de abdomen. Si en algún embarazo tuviste una cesárea sabrás muy bien de que estamos hablando. Por contra la cirugía de mama puede causar molestias pero son menores y completamente distintas. En este caso la mayor dificultad se encontrará a la hora de abrazar o levantar a los niños pequeños.

En una semana los pacientes andan ya muy bien y realizan tareas suaves en casa o fuera de ella e incluso podemos estar en disposición de conducir.

Segunda Semana tras el Mommy Makeover

La mayoría de pacientes están haciendo la compra y las tareas domésticas más ligeras. Muchas pueden volver a trabajar si disponen de un trabajo sedentario pero posiblemente seguirás teniendo dificultades para levantar niños pequeños dentro o fuera del cochecito, introducirlos o sacarlos del coche, de un cuna o de la bañera.

Tercera semana tras el Mommy Makeover

Ya en la tercera semana tras el Mommy Makeover, las pacientes andan, visten (sobre la faja de presoterapia) y se relacionan socialmente con normalidad. Puedes realizar tareas con los niños como vestirlos, bañarlos y acompañarlos al colegio. Posiblemente nadie sospechará que te has sometido a una cirugía de este tipo.

Cuarta semana tras el Mommy Makeover

A partir de la cuarta semana te sentirás muy bien… ¡y te verás mejor!.

Todavía nos quedará esperar un poco más para reanudar el ejercicio físico, gimnasio o deporte. Unas seis semanas pueden ser adecuadas. Al principio te sentirás incómoda y te cansarás con facilidad hasta que adquieras la seguridad necesaria para reanudar tu rutina habitual.

Va a ser normal que sientas punzadas, dolores, molestias o hinchazón intermitente durante los primeros meses después de la cirugía. Es normal, cada vez se irán distanciando más esas molestias hasta desaparecer por completo.

Los primeros tres meses las cicatrices tendrán un aspecto enrojecido e incluso sobreelevado para posteriormente ir mejorando en un proceso que durará un año o más.

Si has finalizado el periodo de maternidad, ha transcurrido un año desde el último parto o desde que finalizaste la lactancia y has hecho el esfuerzo necesario para recuperar tu figura quizás te interese solucionar de una vez por todas las secuelas que la maternidad ha dejado en tu cuerpo. En IVANCE somos especialistas. Llámanos al teléfono 943297588 o escríbenos. Estamos en Policlínica de Gipuzkoa.