Ser madre no significa que tu figura no pueda ser igual o mejor que antes del embarazo. La mayoría de mujeres se sienten felices al quedar embarazadas y ser madres. Para algunas, no obstante, los cambios físicos que se producen en su cuerpo tras el embarazo les resta parte de la felicidad de ser madres.

Afortunadamente, hoy en día existen opciones de Cirugía Estética Tras la Maternidad (Mommy Makeover) destinadas a ayudarte a recuperar o incluso mejorar la figura anterior. Conocer todas las opciones te permitirá relajarte y disfrutar de su maternidad sin temer que tu cuerpo no vuelva a ser como antes.

Si estás pensando en recuperar tu figura con un Mommy Makeover, debes saber que en IVANCE somos pioneros en este tipo de técnicas. Puedes solicitar una consulta on-line con la Dra. Alcelay o el Dr. del Amo o llamar al teléfono  +34 943 297 588 para concertar una consulta sin compromiso.

Como madres sabemos los sacrificios que conlleva la maternidad y cómo cambia tu vida el criar unos hijos. Sacrificios de tiempo, energía, económicos , etc., que ofrecemos desinteresadamente porque intentamos dar lo mejor de nosotras a nuestros hijos. Sin embargo, uno de estos sacrificios  no tiene por qué ser nuestra figura.

Muchas mujeres sufren cambios en su cuerpo que parecen irreversibles como consecuencia de todo el proceso de maternidad. La distensión de la pared abdominal, acúmulos de grasa que dejan de responder a la dieta y al ejercicio,  pérdida de volumen y elasticidad en el pecho… Mommy Makeover busca revertir todos estos cambios que la maternidad ha podido ocasionar en el cuerpo de la mujer.

Mommy Makeover busca tener una visión global de estos cambios y ofrecer una solución global,  con resultados de  lo más satisfactorios. No se trata de un proceso específico, sino de una combinación de ellos realizados en un mismo tiempo quirúrgico o de forma seriada en un periodo de tiempo determinado. Sus elementos más comunes son la corrección del abdomen,  pecho y  acúmulos grasos.

Acabas de tener a tu hijo y quieres que tu cuerpo vuelva a la normalidad lo antes posible. Intentas todo tipo de dietas , ejercicio, llevas una vida sana, te cuidas, … y aún así no consigues eliminar esos acúmulos de grasa y pliegues de piel que quedaron tras el embarazo. Este escenario es bastante común y puede resultar descorazonador. El hecho es que, a veces, por mucho que te esfuerces el cuerpo no responde como te gustaría, ni siquiera bajo el más estricto régimen de dieta y ejercicio.

Después de tener hijos, la mayoría de mujeres consiguen recuperar su tono y figura con métodos tradicionales de ejercicio y dieta. Pero en algunos casos, especialmente cuando el abdomen o el pecho se han distendido exageradamente, se resisten a cualquier intento de mejorarlos.

La buena noticia es que los procedimientos de Mommy Makeover están diseñados para corregir estos defectos y devolver una apariencia más joven a la figura.

Los doctores Alcelay y del Amo han experimentado  en sus propias familias la maternidad y por tanto conocen la magnitud del problema. Estarán encantados de hablar contigo sobre los objetivos que se pueden conseguir: cuáles se conseguirán con dieta y ejercicio o cuáles requerirán tratamiento quirúrgico.

Aumento de Pechos

Una de las áreas que más cambios soportan con los embarazos y la lactancia son los pechos. Tras tener los hijos y haber dado lactancia puedes ver cómo tus pechos pierden volumen, forma y aparecen “caídos”.

Aunque habitualmente las madres son conocedoras de estos cambios, muchas de ellas todavía se sorprenden de ver la magnitud y el alcance de los mismos.

Durante el embarazo los pechos adquieren una apariencia que muchas mujeres agradecen. Tras la maternidad y la lactancia, sin embargo, pierden volumen y se deshinchan hasta parecer, incluso, más pequeños que antes del embarazo. El aumento de pecho es uno de los procedimientos más habituales escogidos dentro del Mommy Makeover.

Entendemos el impacto que el proceso de maternidad produce en tus pechos y nos comprometemos a obtener un resultado lo más natural posible, devolviéndoles el volumen y contorno que deseas.

Reducción de Pechos

Cuando tienes un pecho excesivamente grande, incluso las tareas más simples pueden resultar incómodas. Puedes sufrir dolores en la espalda y en el cuello, así como cuadros de irritación en el surco de los pechos. Como madre tienes mucho de que ocuparte y preocuparte; los pechos no deberían ser causa de ello.

En IVANCE lo sabemos y podemos reducir el tamaño de tus pechos liberándote de la frustación, molestias y malestar frecuentemente asociadas a ellos.

Para nuestros pacientes la reducción de pecho no sólo es importante para verse y sentirse mejor, también es importante para reducir el dolor y las molestias. El procedimiento recuce el tamaño de los pechos y los hace más proporcionados con el resto del cuerpo.

Tras la cirugía, tus pechos serán instantáneamente más ligeros y muchas de las molestias desaparecerán de inmediato. Cuando se combina con una mastopexia se reduce también la flaccidez y se mejora la posición en el tórax.

Elevación de Pecho

Un pecho más caido y fláccido es habitual después de haber criado hijos pero no necesariamente es obligatorio conformarse. Muchas madres como tú han decidido recuperar sus pechos jóvenes y atractivos  anteriores a tener hijos mediante una elevación de pecho. Esto ahora es más fácil que nunca y nosotros podemos ayudarte.

Si estás también preocupada por la pérdida de volumen del pecho, podemos considerar la posibilidad de colocar unos implantes mamarios.

Recambio de Implantes

La mayoría de las mujeres que se someten a un aumento de pecho están contentas y satisfechas con los resultados. El tiempo y los procesos de maternidad pueden hacer necesaria una nueva intervención para sustituir las prótesis y devolver al pecho un aspecto como el que tenía previo a tener hijos.

Las pacientes que consideran realizar un recambio de prótesis tienen la posibilidad de  modificar el tamaño o el tipo de prótesis.

Si estás interesada en revisar tus implantes mamarios como parte de tu Mommy Makeover, puedes hablar con nuestros cirujanos sobre las ventajas de combinar  otros procedimientos para mejores resultados. Son muchas las pacientes que escogen IVANCE como Centro, por su  amplia experiencia, para recambiar sus prótesis.

Liposucción

Podría suponerse que trabajar contrareloj, cuidar de los niños, correr detrás de ellos o preocuparse de un adolescente debería ser más que suficiente para mantener tu figura. Además, haces ejercicio de forma regular y comes razonablemente “sano”. Pero  con los embarazos algunas veces la distribución de la grasa cambia. Los acúmulos de grasa en los muslos, caderas y abdomen pueden convertirse en un problema que va en aumento. La lipoescultura es una técnica de contorno corporal que nos permite recuperar la figura de la madre tras los embarazos.

Tras la adolescencia nuestros cuerpos no crean nuevas células de grasa. Si ganas peso, las células restantes todavía pueden crecer, pero las áreas tratadas con liposucción nunca volverán a tener la forma anterior. Te sorprenderá ver cómo los resultados obtenidos con la liposucción se hacen permanentes

Abdominoplastia

Si eres madre, conoces la realidad: tener hijos cambia el cuerpo de una forma que no puede corregirse sólo con dieta y ejercicio. No importa el tiempo que haya pasado, no importa lo duro que has luchado para recuperar tu forma. Si tu abdomen no ha vuelto a su sitio… no te culpes a ti misma. Una vez el músculo se ha estirado con los embarazos, difícilmente volverá a su anterior situación.

Las estrías, las deformidades del ombligo y el exceso de grasa y laxitud son las razones por las que una madre puede acabar beneficiándose de una abdominoplastia.

Tras los embarazos, es común que la barriga pierda elasticidad y se produzca exceso de piel y  grasa . Con la abdominoplastia puedes recuperar el contorno de la pared abdominal a una situación cercana a la que tuviste antes de tener hijos.

La abdominoplastia es uno de los componentes más comunes de un Mommy Makeover, y también uno de los más efectivos, ya que puede eliminar el exceso de piel y grasa y tensar los músculos abdominales generando una barriga más plana y una cintura más estrecha. Si mantienes el peso, la abdominoplastia ofrecerá unos resultados largos y duraderos.

Mini-Abdominoplastia

Una mini-abdominoplastia puede ser ideal para una madre que presenta un ligero exceso de piel en la región alrededor del ombligo y por debajo de él. Se trata de un procedimiento menos extenso y menos agresivo que la abdominoplastia completa,  que puede servir como un complemento perfecto a otros procedimientos estéticos del Mommy Makeover.

La mini-abdominoplastia es útil en pacientes con exceso de piel y grasa en el área inferior al ombligo. Como la mini-abdominoplastia sólo afecta al área por debajo del ombligo presenta ventajas respecto a la abdominoplastia completa, con incisiones más cortas y menor tiempo de recuperación.

Cirugías Combinadas

En las cirugía combinadas se trata de corregir, en un sólo acto quirúrgico,  varios aspectos de nuestra figura que nos disgustan,   con un solo proceso anestésico y un único periodo de recuperación, logrando un resultado espectacular y evitando duplicar tiempos de post-operatorio.

Las cirugías combinadas se realizan teniendo un objetivo claro y siguiendo un plannig concreto.

Mommy Makeover es el mejor ejemplo de cirugía combinada: en una sola sesión quirúrgica se realiza la corrección del abdomen (mediante una abdominoplastia o mini-abdominoplastia), la corrección del pecho (aumento, reducción o elevación de pecho), y del contorno corporal (mediante una liposucción). De esta manera se consigue rectificar de forma drástica los cambios que el embarazo produce en el cuerpo de una mujer: en un sólo acto quirúrgico y con un sólo periodo de recuperación. Pocas cirugías ofrecen resultados tan satisfactorios y espectaculares desde el primer día.

El único inconveniente es la prolongación del tiempo quirúrgico  y, por tanto, el incremento del riesgo anestésico-quirúrgico; sin embargo, sabemos que en pacientes con una correcta indicación, el riesgo quirúrgico es el mismo tanto en intervenciones únicas como en combinadas. Para ello se debe valorar el estado de salud del paciente, realizar un preoperatorio con pruebas complementarias y una adecuada valoración preanestésica.

Además, contamos con numerosas medidas preventivas en quirófano que nos permiten conocer y controlar el estado del paciente en todo momento, incrementando la seguridad de este tipo de intervenciones.

Las ventajas son evidentes: un solo ingreso, una sola intervención, un solo periodo de recuperación y, si a todo esto le añadimos el importante ahorro económico que supone, no hay duda que compensa .

A todas nos gusta sentirnos en la onda, vestir y actuar de acuerdo a los tiempos que vivimos. Acabamos de tener hijos, hemos superado la dura etapa de su crianza pero… ¿tenemos que sentir que nuestra buena época ha pasado?… ¿estamos dispuestas a renunciar a sentirnos atractivas por edad o porque nuestros cuerpos no son lo que eran? Me niego. Sin embargo, cuando la barriga está lejos de parecerse a una tabla de surf y nuestros pechos apuntan al sur, los jeans de corte bajo y las blusas ajustadas no parecen lo más adecuado.

Hay madres que han luchado mucho para perder el peso que ganaron mientras estaban embarazadas y a pesar de ello no han ganado la batalla. Ciertas áreas de nuestro cuerpo no se arreglan con dieta y ejercicio. Los detractores de la cirugía te asegurarán que no es necesaria, que es una vanalidad. Pregúntales ¿cuántos abdominales son necesarios para eliminar las estrías, colocar los músculos otra vez juntos y eliminar la flaccidez de la piel? ¿Cuántas flexiones se necesitan para levantar de nuevo los pechos? ¿Cuántos sujetadores “push-up” son necesarios para rellenar el polo superior del pecho?… La respuesta es que nada de eso va a funcionar.

Las madres que acuden a nuestra consulta buscan simplemente recuperar lo perdido, sentirse naturales sin necesidad de utilizar artificios.

Una pregunta que surge con frecuencia es cómo se lo digo a mis hijos?. Algunas optan por ocultarlo o enviar a los niños a casa de un familiar mientras dura la recuperación. Si decidimos hablar con ellos, obviamente será necesario que tengan la edad adecuada para mantener esta conversación. Los más pequeños pueden no entender los aspectos más básicos del procedimiento o por qué tienes que hacerlo.

Ten en cuenta también que los niños están expuestos a estos temas a través de internet o de la televisión. Con los mayores puede ser mejor hablarlo abiertamente y no dejarlo en manos de la imaginación y de argumentos televisivos. Intenta utilizar explicaciones claras y sencillas.

No dejes que piensen que ellos han sido los responsables del daño, simplemente  te vas a operar para sentirte bien y recuperar la confianza en ti misma.

No dudes en hacer hincapié en la belleza interior. La belleza interior y la confianza en uno mismo son las cosas más atractivas en una persona.

Las madres con hijas tienen quizás algunas cuestiones más particulares a tratar. Es importante reforzar la idea de que se quiere recuperar un estado anterior y no  ser otra persona distinta. Si tu hija te habla acerca de  hacerse ella misma una cirugía estética, hay que reseñar la importancia de madurar y crecer primero en tu propio cuerpo para saber quien eres.

Estos son únicamente algunos apuntes y conclusiones aportadas por nuestra experiencia y por la de nuestros pacientes. La idea de someterse a una cirugía estética es una decisión muy personal e individual. Tú te conoces a tí misma y a tu familia y sabrás tomar la decisión más adecuada para tu propia satisfacción y la de los que te rodean.

Una de las características del Mommy Makeover es que, junto a tu cirujano, podrás elegir los procedimientos más efectivos para tus objetivos y el periodo de recuperación más conveniente a tus necesidades.

Las intervenciones de cirugía estética mayores como abdominoplastia, reducción de pecho o la elevación de pecho, requieren de periodos de recuperación que se sitúan alrededor de una semana. Cuando se realizan de forma combinada los tiempos de recuperación pueden ser más prolongados.

No intentes ser la “súper mamá”; sabemos lo complicado que resulta para algunas madres solicitar ayuda, pero en los días posteriores a la intervención agradecerás, sin duda, alguien de confianza que te eche una mano. Rodéate de gente que sean un verdadero soporte y declina la ayuda de personas excesivamente críticas (más información).

Este es un aspecto muy importante que deberás discutir con tu cirujano para una planificación correcta del tu recuperación.

Las mejores candidatas a un Mommy Makeover son aquellos mujeres con una imagen de sí misma positiva y que están interesadas en mejorar o cambiar determinadas característica físicas.

Si estás pensando en someterse a un Mommy Makeover deberías hacerte ciertas preguntas, tales como: ¿Por qué quiero someterme a esta intervención? y ¿Qué espero que la Cirugía Estética haga por mí?.

No intentes ocultar tu intervención a tus hijos y a tu marido. Explica el motivo de tu decisión, enfatiza los aspectos positivos en los que tu Mommy Makeover beneficiará a toda la familia. Permíteles que te hagan preguntas, que entiendan que es una decisión meditada.

Intenta acudir acompañada de tu marido a las consultas previas a la cirugía, le ayudarán a entender el proceso y se sentirá menos preocupado. Es fundamental tener espectativas realistas. Contrastarlas con tu cirujano y tu familia pueden ayudarte.

Planifica las personas que cuidarán de tus hijos en el post-operatorio inmediato. Haz una lista de cosas que puedas necesitar durante los primeros días, incluyendo la cesta de la compra familiar, limpieza… No esperes hasta el último momento. Cuanto mejor lo prepares, menos te preocuparás durante el proceso de recuperación.

En IVANCE somos muy conscientes de la importancia de una adecuada preparación, no sólo física si no emocional para enfrentarse a una intervención de este tipo y estaremos acompañándote en todo el proceso.

No te quedes con dudas, cuanto más informada estés mejor entenderás el proceso y estarás más capacitada para explicarlo a tu familia y para llevarlo mejor.

Tómatelo con tranquilidad, sabemos lo complicado que es realizar reposo cuando tienes una familia que atender, pero deja que tu familia cuide de ti. No tengas reparo en pedir ayuda tanto como lo necesites. El periodo de recuperación y cicatrización es crucial para no correr ningún riesgo y minimizar las complicaciones.

No reemprendas tu actividad habitual sólo porqué te sientas mejor. Comenzarás a recuperarte y a verte con más fuerzas en unos días, lo que no significa que lo estés totalmente. Sigue las indicaciones de tu cirujano, y no quieras adelantarte en los tiempos.

Llama a tu cirujano con cualquier duda que tengas. La prioridad de nuestros doctores es tu seguridad, si notas algo raro o tienes alguna pregunta relativa al procedimiento estarán a tu lado para solucionarlo.

No acudas a internet a por respuestas acerca de te recuperación, tus cirujanos son la mejor fuente de información a la que puedes recurrir, ellos son los mejor cualificados para responder acerca de tu intervención.

Intenta canalizar positivamente tus emociones después de la intervención. Es normal sentirse algo deprimida los primeros días, en poco tiempo te sentirás mejor.

No esperes la perfección desde el primer día. Necesitarás varias semanas incluso meses para ver los resultados. Se paciente y disfruta viendo como se van alcanzando los objetivos.

No faltes a ninguna consulta de revisión. Os ayudarán , tanto a ti como a tu cirujano a observar los progresos durante el periodo de recuperación.

No ignores las señales de tu cuerpo, si algo parece que no va bien, comunícaselo a tus cirujanos. Siempre es mejor preocuparse por nimiedades que pasar por alto un potencial problema.

¿Qué es el Mommy Makeover?

Es el término que se utiliza para revertir los efectos que la maternidad ha dejado en el cuerpo de la mujer, especialmente en el pecho y abdomen.

¿Quién es buen candidato para un Mommy Makeover?

Mujeres en buen estado de salud que han completado su etapa de maternidad.

¿Se realiza todo en un mismo tiempo?

Dependiendo de tu estado de salud y de la extensión de la intervención, se intentará realizar todos los procedimientos en un sólo tiempo quirúrgico pero pueden plantearse alternativas en varios tiempos.

¿Qué opciones me ofrece el Mommy Makeover?

Cualquier combinación de las siguientes: Aumento, reducción o elevación de pecho. Abdominoplastia completa o Mini-abdominoplastia, Liposucción, Cirugía genital.

¿Qué ocurre durante la intervención de Mommy Makeover?

Los pechos se elevan a su posición normal. Si existe pérdida de volumen, ésta puede remediarse mediante el uso de implantes mamarios. Alternativamente, si el pecho es excesivamente grande y genera molestias se puede reducir su tamaño. En la abdominoplastia los músculos abdominales son tensados estrechando la cintura. El exceso de piel y grasa es finalmente extirpado incluyendo todas o parte de las estrías.

¿Puedo tener más hijos después de un Mommy Makeover?

Si se planea tener más hijos en un futuro cercano, es preferible esperar. Aunque nada impide tener más hijos los resultados obtenidos se verían comprometidos por la nueva distensión de estructuras.

¿Puede una cicatriz de cesárea afectar a los resultados de un Mommy Makeover?

No. La cicatriz de la abdominoplastia o mini-abdominoplastia se sitúa sobre la de la antigua cesárea y puede incluso mejorarla.

¿Cuál es el mejor momento para realizar un Mommy Makeover?

Cuándo se ha finalizado el periodo de crianza, un año después de haber alumbrado el último hijo o de haber finalizado la lactancia si se va a intervenir el pecho. Es necesario haber alcanzado también un peso estable, ya que aumentos o disminuciones significativas de peso pueden comprometer el resultado posterior.

Tengo una hernia. ¿Puede repararse la hernia al mismo tiempo que se realiza una abdominoplastia?

Las hernias umbilicales son muy comunes en mujeres que han tenido múltiples embarazos y pueden ser tratadas al mismo tiempo que la abdominoplastia.

¿Qué riesgos tiene el Mommy Makeover?

Los riesgos son los habituales de cualquier cirugía mayor y pueden incluir, problemas de cicatrización, sangrado, infección y seroma. Cada procedimiento específico tiene sus propios riesgos asociados y deberá discutirlos con su cirujano.

¿Cómo me puedo preparar para un Mommy Makeover?

La mejor forma de prepararse es entender por qué te estás operando, cómo va a ser el procedimiento y cuáles serán los resultados que se pueden obtener. Deberás aportar a tu cirujano la mayor información posible sobre tu estado de salud antes de la cirugía. Los fumadores deberían dejar de fumar unas 4-6 semanas antes de la intervención para reducir los riesgos de cicatrización.

¿Tendré cicatrices?

Sí, no es posible realizar estos procedimientos sin dejar cicatrices. Nuestro objetivo es que sean lo más finas y limitadas posible y para ello emplearemos las mejores técnicas disponibles y te enseñaremos cómo cuidarlas.

¿Dónde se sitúan las cicatrices?

Las cicatrices dependerán de los procedimientos que se realicen y de la técnica que se emplee. En general para la elevación de pecho (mastopexia) se realiza una incisión alrededor de la areola que se extiende verticalmente hasta el surco de la mama. La misma incisión puede aprovecharse para realizar el aumento de pecho. Cuando sólo se requiere aumentar sin elevar o la elevación es muy limitada pueden emplearse incisiones más cortas. Para el abdomen se realizará una incisión que se sitúa por encima del vello púbico y se extiende, dependiendo de la magnitud del procedimiento, hasta ambas caderas. Dependiendo del tipo de abdominoplastia a realizar (mini o completa) puede haber una cicatriz adicional alrededor del ombligo.

¿Qué puedo esperar después de la cirugía?

Depende del tipo y número de procedimientos que se realicen, pecho, abdomen o ambos. Puedes volver a casa el mismo día o puede que se te recomienden uno o dos días de ingreso. El periodo de recuperación se sitúa entre una y cuatro semanas habitualmente. Los resultados son obvios desde el primer días.

¿Cuándo puedo reanudar mis actividades normales?

Es bueno y necesario disponer de ayuda familiar para el cuidado de tus hijos durante al menos la primera semana. El periodo de recuperación puede oscilar entre una y cuatro semanas dependiendo del número y externsión de procedimientos que se hayan realizado.

¿Cuándo puedo reincorporarme al trabajo?

Puede variar dependiendo del número y extensión de procedimientos realizados. La media se sitúa entre una y cuatro semanas. Se te aconsejará que especialmente no realices esfuerzos físicos durante al menos un mes.

¿Cuánto cuesta realizar un Mommy Makeover?

Dependiendo de los procedimientos que se realicen, la intervención tiene una duración media de unas cuatro horas.

¿Puedo permitírmelo?

A medida que nuestra familia crece, nuestros presupuestos se ven más ajustados y podemos ver dificultades en afrontar procedimientos que nosotros creemos necesarios pero que pueden resultar innecesarios o vanales para el resto de la familia. Sentirse a gusto contigo misma no debería estar limitado por el coste y por ello ofrecemos planes de financiación acorde a sus circunstancias personales. Intentaremos presentarte un presupuesto único en el que todos los gastos queden incluidos.

¿Por qué elegir Ivance?

Ofrecemos soluciones personalizadas respaldadas por 18 años de experiencia, en los cuales la cirugía tras la maternidad ha sido una parte importante de nuestra actividad.

Noticias relacionadas con Contorno Corporal

Liposucción: La Revolución “Curvy”

Las curvas proporcionadas sustituyen a la delgadez En algunos pueblos birmanos, la belleza de sus mujeres viene determinada por la cantidad de aros que lleven colocados en el cuello, uno encima de otro, llegando a deformarlo. En el caso de los tuaregs, lo que cuenta son los michelines instalados en el vientre de las féminas, y en Papúa Guinea, los hombres aprecian más los pechos caídos que los firmes. […]

  • Recupérate tras el verano

Recupérate después del verano

Ha terminado el verano y ya está con nosotros el otoño. Atrás quedan los días en la playa, las abundantes comidas con los amigos o la familia y los días ante el inclemente sol, sea en el mar o en la montaña. Regresamos a la rutina con las pilas cargadas, pero no hay que permitir que el trabajo o las cargas familiares nos quiten tiempo para mantenernos sanos y atractivos o para recuperarnos de los excesos estivales. […]

  • Mommy Makeover Cirugía tras la maternidad

Mommy Makeover con niños en casa

Con un Mommy Makeover (cirugía tras la maternidad) conseguirás recuperar o incluso mejorar, la figura que tenías antes de los embarazos. Como padres sabemos la atención que nuestros hijos nos demandan y su cuidado constituye uno de los puntos claves a la hora de tomar la decisión. Con ayuda y un poco de planificación es perfectamente posible realizar una cirugía simultánea de mama y abdomen incluso teniendo los niños en casa. […]